LA PUTA DE MI ESPOSA

Imagen de La guardiana
Tagged:  

Hola a todos, quiero contarles algunas de las aventuras que ha tenido mi esposa, que con cariño y deseo siempre le digo que es mi puta y zorra esposa, ya que como he visto y ella me lo ha dicho que le encantan las vergas duras y calientes; y más, sentirlas bien adentro de su panochita y sentir como la llenan de lechita de sus amantes en turno y más de sus amigos de planta que tiene….
mi esposa se llama Cris y yo Sergio, ambos de 34 años, llegamos a realizar más que nada tríos HMH y le encanta la doble penetración y más tener dos vergas en su panocha; y algunos gang bangs para ella.
Bueno, he decidido relatar algunas de las relaciones que ha tenido mi esposa, algunas las he visto y otras me las han contado, tanto ella como los que se la han cogido bien rico…
Resulta que ésta la tuvo entre semana, ella me lo contó cuando me la estaba cogiendo y aún después de cogérmela y darme cuenta de algo, pero no se lo mencioné en el momento. Era precisamente el 14 de Febrero de éste año; yo por cuestiones de trabajo llego entre las 9 y 10 de la noche. Bueno, le habló precisamente un amigo con el que hemos hecho algunos tríos, le habló para felicitarla por el día del amor y la amistad eran como las 5 ó 6 de la tarde.
Da la casualidad que éste amigo le hablaba de su celular y le decía lo cachonda que era y las ricas cogidas que se habían dado inclusive a solas… total que la calentó y mi esposa le dijo que lo malo que no estaba cerca de la casa si no… se lo cogería ella a él y que lo dejaría vacío de lechita….éste amigo le preguntó si era cierto eso y mi esposa lo desafió diciéndole que si…
Pues que al momento de decirle eso, que tocan a la puerta y vaya sorpresa que se llevó mi esposa, era precisamente éste amigo….. me dijo mi esposa que de pronto no reaccionó pero de lo caliente que estaba le abrió la puerta y que inmediatamente empezaron a fajarse….
Cómo les decía, ya antes ellos ya habían cogido, pero ya tenían algún tiempo de no verse o vernos con él. Por lo que empezaron a desnudarse, me comentó mi esposa que éste amigo le empezó a mamarle los pechos, de por sí los tiene grandes y sensibles y es esa parte donde se calienta más si se los maman….
Me dijo que ella empezó a sobarle la verga por el pantalón, le bajo el cierre y se la agarró empezando a masturbarlo, éste amigo le había quitado ya la playera y el brassier y le empezaba a sobar la panochita a mi esposa…. Por su parte, ella ya le había quitado el pantalón y el boxer y le agarraba la verga, sobándosela…
Y ya no aguantando, nuestro amigo la desnudó y la recostó en la sala que le abre las piernas y le empezó a mamar la panocha a ella. Eso le encanta, empezaba a gemir como solo lo sabe hacer ella y a decirle palabras como que qué rico se la mamaba, que ya lo extrañaba mucho, que ya quería sentir su verga caliente dentro de ella y bien adentro, que ya sabía que era su puta particular….. me dijo ella que en eso que siente la verga de éste amigo en su panocha que se la dejó ir de golpe y bien duro, me dijo que empezó a gemir muy fuerte a decirle que así lo quería sentir como su semental, que se la cogiera muy duro y bien fuerte, que quería sentir verga bien profundo dentro de ella.
Para esto, mi esposa lo deja coger sin condón ya que lo conocemos de mucho tiempo y además, así le gusta a la muy puta… en fin, me dijo que se la cogió sobre la sala, ella debajo de él, después el se sentó y ella lo montó, me dijo que se daba unos sentones bien sabrosos, él le mamaba los pechos y le metía un dedo en su culo….
Después de un rato, se pasaron a la cama… ya ahí se la volvió a meter en posición de misionero, de patitas al hombro; después ella lo montó (posición que le encanta), me dijo ella que se meneaba en círculos en la verga de si amigo, que se restregaba de un lado a otro, que se daba de sentones y que le decía que ahora ella se lo iba a coger y que lo dejaría vacío y que quería sentir su semen dentro de ella y sentir como le escurría…. Que se acordara las veces que habían hecho tríos con su otro amigo y cuando yo no estaba presente, me dijo que le decía: órale cabrón, cógeme duro y más ahorita que no está Sergio que la dejara llena de su leche para mostrámela….
Me dijo mi esposa que estuvieron cogiendo bastante rato que ella se venía y venía y como éste amigo si tarda en eyacular, que no la defraudó en eso… después cambiaron de posición él arriba de ella con las piernas bien abiertas sujetadas por los tobillos y que se la dejaba ir bien duro, en eso que siente como éste amigo empieza a venirse dentro de ella, que ella le decía en voz fuerte que: así, que qué rico era volver a sentir su semen dentro de ella que gemía casi chillando…..
Después de venirse dentro de ella que le saca la verga de su panocha y que empieza a sentir como le escurría el semen de él… hasta dejarlo caer en la sábana de ella y dejar una mancha como prueba…. Que descansaron un rato y que volvieron a coger nuevamente por otro ratito más y que la volvió a dejarle su panocha llena de su semen, Nuestro amigo ya tenía que irse a ver a su novia por ser el día del amor y la amistad….
Mi esposa no se baño ni limpió, esperó a que llegara para contarme lo sucedido y que lo relatara ya que le gusta como los relato… y es que además a mi puta esposa le gusta decirme lo que hace y le hacen y a mi me gusta imaginármela como coge y se la cogen y después relatar lo sucedido….
En fin, esto me lo contó ya en la noche después de cenar…. Después contaré como me la cogí en la noche de ese día…
________________________________________
Después de desear en secreto durante años que mi mujer tuviera alguna experiencia con otro hombre como conté en mi mensaje anterior, hace un año ella aceptó y tuvo varios encuentros con hombres que contactó en internet. Fueron experiencias estupendas, pero un día le propuse que tuviera un encuentro con alguien seleccionado por mí, lo que le pareció horrible. Pero usando una técnica que ya me había dado resultado con anterioridad, continué hablando del tema cada vez que hacíamos el amor, aprovechando los momentos en que estaba realmente caliente, hasta que un día me dijo "bueno, dale, buscá a alguien y después vemos." Empecé a poner mensajes en los sitios locales de internet para parejas swinger y recibí montañas de mensajes de muchachos demasiado jóvenes, de vez cuando algún cuarentón o treinta y pico y ahí empezaba a preguntar un poco para ver en que onda andaba. Yo sabia que si bien las experiencias anteriores habían sido buenas, los eventuales compañeros no tenían el tipo físico que a M. le gustan, que podría resumirse en; atléticos y bien dotados, entonces trate de buscarle un compañero con esas características. Surgió un tal S. que, a diferencia de otros, encontró audáz y exitante la propuesta. Estuve varios días intercambiando mails hasta convencerme de que era un tipo confiable y discreto. Cuando me convencí de que era el candidato concerté un diálogo por MSN para presentarlos y que vieran si había onda. Chateamos varias veces, a veces los tres a veces ellos dos solos hasta que entramos en confianza y quedamos en encontrarnos en un boliche para conocernos los tres, aunque siempre estuvo claro de que si ellos finalmente tenian un encuentro yo no participaría, simplemente sabría que estaba ocurriendo y nada más.
Y finalmente nos encontramos un viernes cerca de medianoche, tomamos algo y charlamos de cosas intrascendentes, mientras a nuestro alrededor las parejas bailaban música brasileña. M. quiso bailar y como sabe que a mi no me gusta se lo propuso a S. bailaron largo rato y en las lentas ensayaron arrumacos varios y buscaron zonas alejadas y con cierta privacidad en las que yo no podía ver bien lo que ocurría. En determinado momento me pareció que se besaban. Cuando al final volvieron a la mesa M. me dice:
"S. y yo ya llegamos a un acuerdo"
"¡Que bueno! ¿y como es?" pregunté:
"Es ahora" respondió ella. "Bueno vamos, hagan de cuenta que soy el taxi" les dije, ya que sabía que S. no estaba en auto ¿A donde vamos?
"no sé ¿donde querés vos? le preguntó S. a M. "dicen que el Hotel Goes está bueno" dijo ella y allá fuimos.
El hotel quedaba a unos diez minutos del lugar en el que estábamos y durante el viaje ambos fueron sentados en el asiento trasero abrazandose, tocándose y besandose. Cuando llegamos los dejé en la puerta, M. me dió un inesperado beso y les dije que los esperaría en la otra cuadra.
Sabiendo que tenían para un buen rato manejé hasta un parque cercano y recosté el asiento del auto. Trataba de imaginarme lo que estarían haciendo en ese momento. Tenía una erección que parecía que me iba a estallar el pene, pero no quería masturbarme para estar adecuadamente excitado cuando volviera a casa con M. Me puse a pensar en el momento en que ella me contaría todo con lujo de detalles y tendríamos un momento espectacular. Pero el encanto de saber que ella estaba entregandose a otro en ese preciso momento, que le estaría haciendo vaya a saber que cosas que ella me contaría o no, era lo más excitante de todo .Estuve en eso unos 40 minutos y me dispuse a volver y estacionar en el sitio convenido. Increiblemente estaba tranquilo y nada ansioso, pude esperar pacientemente mientras recorría el dial de la radio del auto escuchando los programas para desvelados. Cada tanto salían y entraban parejas en auto, este hotel es uno de los más concurridos y era viernes de noche. De pronto veo salir una pareja a pié que camina rápido y de la mano, cuando estaban a media cuadra del auto me dí cuenta que eran ellos y les hice señas con las luces. Al llegar al auto se abrazaron y se dieron un prolongado beso a modo de despedida. S. me hizo un ademán de saludo y simulando con sus manos el gesto de escribir en un teclado, dijo: "Estamos en contacto" . M se sentó a mi lado sin decir nada , me dió un profundo beso y pude sentir el inconfundible sabor del latex que evidenciaba que minutos antes había tenido en su boca el pene de su ocasional compañero, y que como estaba convenido, este había usado condón. Arranqué el auto y luego de unos minutos le pregunté:
"¿como estuvo?"
"buenísimo" me contestó "hasta ahora el mejor".
-¿Si? ¿por que? - pregunté-
"Porque es grande, fuerte y la tiene grande de verdad" fue la respuesta.
Quien no lo ha experimentado no puede hacerse una idea de lo que es metersee en la cama con su mujer todavía con el sudor y la saliva de su amante en el cuerpo y escuchar como te cuenta exáctamente donde la tocó, donde la besó, en que posición se la cojió, cuantos orgasmos tuvo cada uno, si le entró en la cola o nó, cuantas veces se la chupó. ¡Es impresionante! Tanto o más que estar ahí, porque no hay realidad que supere tu imaginación.
No bien nos metimos en la cama me empezó a relatar lo que pasó en el hotel: Apenas cerraron la puerta el la agarró con fuerza y la abrazó mientra recorría con sus manos los muslos y nalgas con mucha fuerza, casi con violencia. Ella se colgó de su cuello y lo besó en la boca mientras se restregaba los senos contra el pecho de S. Se apartó suavemente y comenzó a quitarle la camisa y besarle el pecho. Le encantó recorrer cada músculo de su abdomen y al llegar hasta abajo le desprendió y quitó el pantalon, notando por sobre el boxer que, tal como lo había dicho, S. estaba muy bien dotado y tenía una estupenda erección. M. lo tocó y besó suavemente por sobre el slip, apoyando un momento su mejilla, hasta que no resistió más y asiendo el slip con sus dos manos se lo dejó en los tobillos. El enorme pene perfectamente erecto, quedó a la altura de su cara y ella lo acarició suavemente recorriendolo en toda su longitud con la llema de los dedos y dandole algunos besos suaves.
Le ayudó a quitarse los zapatos y el slip y comenzó a recorrerle el cuerpo con manos lengua y labios, repasandole cada músculo y deteniendose especialmente en las firmes nalgas y en los fuertes músculos de la espalda.
Ella, aún totalmente vestida, dominaba la situación. se apretó con fuerza sobre la espalda de él, mientras sus manos le acariciaban el pene y los testículos. Se apartó y comenzó a desnudarse como en un strep tease al ritmo de la música suave del hotel, en tanto él, sin quitarle los ojos de encima levantaba su ropa del suelo y buscaba a tientas el paquete de preservativos. Mientras ella terminaba de desnudarse el se colocó un preservativo, se acercó, la besó suavemente en labios y mejillas, acarició sus senos pelliscándole los pezones y luego la hizo girar para verla de espaldas. Lentamente la condujo a la cama donde comenzó besándole los piés y fue subiendo por sus piernas hasta enfrentarse a su vulva rasurada y comenzó a besarla y lamerla. Cuando le pareció que estaba próxima al orgasmo, subió hasta quedar sobre ella y al tiempo que le propinaba suaves mordiscos en el cuello jugueteaba con su glande contra el clítoris y los labios de la vagina, hasta que ella le pidió que la penetrara. El le introdujo el pene con mucha fuerza de un solo golpe y ella inmediatamente tuvo su primer orgasmo. Luego de unos segundos de quietud comenzó a cojerla con tal rítmo y fuerza que que su segundo orgasmo tardó poco más de un minuto. Le retiró el pene y descansaron abrazados, ella de espaldas a èl, que con una mano le masajeaba la vulva y con la otra los senos. segundos despues le lubricó el ano con sus propios fluídos vajinales, la puso en cuclillas y lentamente comenzó a penetrarla por la cola, sorprendiendose de la forma en que M. gozaba esa penetración. La tomó por la cintura y la elevó de forma de poder pasar sus piernas hacia adelante por debajo de ella y dejarla descender sentada sobre él. La rodeaba con sus brazos, le agarraba los senos con ambas manos y la hacía subir y bajar sobre su pene. Luego se dejó caer de espaldas atrayendola sobre sí y apretándole las caderas con sus muslosy aumentó el rítmo de la penetración anal hasta eyacular. "pude sentir dos golpes de su semen tibio a través del condón", me confesó Mi.
Hicieron un alto, se refrescaron y volvieron a la cama donde se hicieron mimos durante un rato hasta que ella le dijo "ponete un preservativo que te la voy a chupar toda". El obedeció y ella cumplió su palabra introduciendo rítmicamente en su boca todo lo que le entraba del pene, hasta sentir la eyaculación.
________________________________________
Ver a tu mujer con otro es excitante de veras o solo es una ilusión de una mente excitada por la fantasía en si? no lo se yo pase mucho tiempo con esa fantasía y rogándole a mi mujer que lo hiciera pero a ella no le parecía buena idea, al menos hasta que conocimos a un tipo mas joven que nosotros, ella en ese entonces tenia 26 años y yo 28,el tenia 21, de principio me parecía buena idea, ella es muy hermosa yo diría que demaciado,aunque bajita de muy buen cuerpo y de una cara de ángel, así que no fue difícil que el la tomara en cuenta, de hecho, la insistencia de el al verla pasar por la calle fue lo que nos llamo la atención primero, el en ese entonces era muy amigo de mi cuñado que es menor que mi esposa por lo que empezó a frecuentar la casa., mí mujer comenzó a referirse de el como "mi novio" ,y los dos al hacer el amor comenzamos a fantasear que lo hacia con el, así comenzó todo.
Un día nos enteramos que el se iría de la ciudad a Cancún a trabajar, yo como la vi muy afligida pues le propuse que se despidiera de el de la forma adecuada, ya saben cual es, total que fue a su casa y le dijo que mi cuñado lo estaba esperando en mi casa., el anzuelo funciono, como a los 10 minutos el toco la puerta y desde que entro y se dio cuenta que estaban solos se puso muy nervioso, aun así ella se le insinuó de todas formas, pero el se resistió pues tenia miedo de que yo o alguien fuera a entrar, poco a poco mi mujer lo logro convencer y se fue soltando hasta que no pudo mas y la beso, fajaron un buen rato hasta que el se marcho pues estaba ocupado aunque prometió regresar., mi mujer fue en seguida a contarme todo muy emocionada, yo me excité demasiado, esos días mi mujer y yo hicimos el amor como locos y la fantasía se acrecentó y se acrecentó hasta que no pudimos mas.
Tiempo después , el regreso de su viaje y lo primero que hizo fue buscar a mi mujer, aunque siempre fueron fajes y besos cierto día nuestra fantasía se cumplió, tal vez ellos se pusieron de acuerdo o solo fue casualidad , el caso es que el llego, y mi mujer ya lo estaba esperando, ella se puso un atuendo muy sugestivo ya que el mallón amarillo que llevaba puesto dejaba ver su tanguita de hilo dental del mismo color y de tipo encaje, era de esperarse que el quisiera dar el siguiente paso, lo primero que hicieron fue besarse y fajar normal hasta ese entonces, pero la temperatura subió de tono, ambos ya se deseaban y no perderían la oportunidad, se besaron y se dejaron caer en la cama "mi cama",el se le pegaba su pene erecto a través de la ropa y a mi mujer le agradaba ya que abría las piernas y tomándolo de las nalgas lo atraía para sentirlo mas., el la tomo del mallón y se lo bajo un poco, ya pidiendo un momento en la gloria, y mi mujer se lo dio, se quito el mallón tan rápido como pudo y su tanguita amarilla de encaje salio a relucir, a el le llamo tanto la atención que la beso en la parte de la vajina y mi mujer ya no pudo mas, ella le quito con prisa la playera y le desabrocho el pantalón, el termino de quitárselo mientras mi mujer le besaba el ombligo, la recostó, le quito la tanguita, y así tantas horas de ruegos, fantasías, y sueños culminaban, con la posición del misionero la penetro, ese era el segundo pene en la vagina de mi esposa en toda su vida y significaba mucho para mi, pues es el inicio de una relación entre mi esposa y yo mas abierta al placer, yo me moría de la excitación, esa visión era indescriptible, el envistiendo a mi mujer con toda su fuerza y ella con los pies en sus hombros recibiendo todo con gran placer, en el éxtasis trato de tocar los pechos de mi mujer pero como no le quito antes la playera ni el sujetador se tubo que conformar con tocárselos por encima de la ropa, yo no podía mas estaba loco de placer, pero nada se comparaba a la sensación de ver cuando el se vino dentro de mi mujer, era algo alucinante, verlos a los dos en el éxtasis, el aun retorciéndose por el orgasmo y mi mujer con las piernas en el aire como buscando que ese pene entrara mas en su vajina, cuando por fin se separaron se besaron apasionadamente ,el tenia ganas de continuar con el idilio pero ahora mi mujer tenia prisa y el se tubo que despedir, se vistieron, en la puerta de mi casa el la tomo de la cintura, la cargo y la beso en el aire dándole vueltas, se fue, y yo quería mas y lo tuve en la noche cuando ocupe su lugar con mi mujer en la cama.
Durante un tiempo sus momentos solo eran de besos y fajes, pero ellos tenían ganas de un momento de sexualidad como el que habían tenido, y con el tiempo se dio., cierto noche el llego y como la vez anterior mi mujer lo estaba esperando con un atuendo sugerente, vestía pantalón completo entallado de mezclilla azul, con un cierre que va desde el ombligo hasta el cuello, siempre se ve bien, igual que siempre lo primero que hacen es besarse, pues bien, se besaron hasta que el dio el primer paso, le bajo el cierre dejando ver un par de tetas enormes cubiertas de un sujetador negro, el trato de tocarlos pero antes de que el pudiera hacer algo, ella se subió el cierre muy coqueta, a lo que el respondió volviendo a bajarle el cierre ,y así estuvieron el le bajaba el cierre y ella lo subía, cada vez subía mas su excitación hasta que mi mujer súper excitada no se lo bajo, el aprovecho y le quito por completo la parte de arriba del pantalón, dejándola con el torso semidesnudo, y así se besándose comenzaron a caminar hacia atrás hasta que se detuvieron frente a una mesa que estaba al fondo de la cochera, el faje llego al clímax cuando el hizo la seña de bajarle el pantalón, para pedir nuevamente la gloria y como la vez anterior ella se la entrego, se quito los zapatos y en seguida se bajo el por completo el cierre y parte del cuerpo sobresalió por encima de la mezclilla y cada vez la piel crecía mas mientras la tela desaparecía, por fin se quito por completo el pantalón, y se quedo en ropa interior, su tanguita era también de encaje ahora negro para hacer juego con el sujetador, el ya altamente excitado, la tomo de las nalgas desnudas ya que la tanguita también era de hilo dental y se las apretó lo mas que pudo mientras la besaba, ella le desabrocho el pantalón y le quito la playera, el se quito el pantalón y el bóxer, después beso a mi mujer mientras la tomaba de las nalgas y le quito la tanguita que ya estaba fuera de su lugar gracias al faje y el manoseo previo, le dio la vuelta y la penetro por la vajina tomándola por las caderas, que escena el embestía con todo a mi mujer y ella gozaba con las manos recargadas en la mesa, ese par de tetas forradas de negro se movían de un lado a otro de forma excitante, el dejo sus caderas para acariciar las piernas de mi mujer, la tomaba del cabello haciendo alusión a un jinete cabalgando en la pradera, cuando el le acaricio la espalda se percato del sujetador y ni tardo ni perezoso se lo desabrocho, mi mujer al sentirlo se bajo las tiras del sujetador por los hombros y el sujetador callo a la mesa, ver los pechos desnudos de mi mujer contoneándose por el aire fue fabuloso pero mas fabuloso fue cuando el los tomo y los acaricio por los pezones mientras mi mujer se retorcía de placer de saberse totalmente entregada a ese hombre, el se retorció obviamente termino y sin perder tiempo le dio la vuelta a mi mujer y se abalanzo sobre sus tetas , las beso , las chupo, las mordió, las acaricio mientras mi mujer lo estimulaba acariciándole el pene y los testículos, lo cual dio resultado ya que este se le erecto una vez mas a lo cual el aprovecho para penetrar una vez mas a mi mujer así sentada en la mesa como estaba, y ella lo recibió una vez mas, el le tomo las piernas y se las levanto un poco casi hasta los hombros ,para así poder entrar mas en ella, ella agradeció con un gemido de placer, la envestía con fuerza y los pechos de mi mujer se contoneaban al mismo ritmo de las envestidas ,ella se aferro a su cuello y se besaron, cuando se vino una vez mas en mi mujer la tomo de las nalgas y la apretó hacia si tanto como pudo hasta vaciarse todo en mi mujer, no dejaron de besarse mientras el tomaba y acariciaba los pechos de mi mujer, el éxtasis fue disminuyendo mientras seguían abrazados, por fin se separaron y se vistieron, esa despedida fue diferente ya que el regreso a Cancún y hasta ahora no ha regresado, mi mujer dice que aunque vuelva no regresara con el ya que fue un juego una aventura y esta ya se acabo

Your rating: None Average: 8 (3 votes)